emprender con drones

Emprender con drones

400

emprender con drones

El cielo se está llenando de drones. Hace unos años, los pequeños UAV (también conocidos como RPAS) eran dominio exclusivo del ámbito militar. Actualmente vivimos en una época de expansión de estos aparatos voladores, donde afición y negocio se combinan creando una vía libre para los emprendedores.

Uno de los caminos para emprender en el mundo de los drones es la creación de una empresa operadora y autorizada legalmente. En Europa se han autorizado en los últimos años a miles de nuevos operadores de drones para uso civil e interés público. Según varios estudios, en 2030 el negocio de los drones moverá miles de millones de dólares en todo el mundo.

¿Qué usos empresariales pueden tener los drones?
– Emergencias: bomberos y equipos de rescate usan los drones para conocer el terreno y localizar a personas aisladas o atrapadas en alguna catástrofe.
– Control fiscal: las agencias tributarias los usan para identificar construcciones y obras no declaradas, consiguiendo así identificar el fraude fiscal.
– Vigilancia: empresas de seguridad privada y fuerzas estatales refuerzan la vigilancia de espacios públicos o privados. El control de fronteras con drones va en aumento.
– Eventos: la grabación en video y/o retransmisión de eventos con drones (no solo de conciertos, sino también de eventos privados como bodas) ha generado un negocio importante.
– Arqueología: las tareas de investigación arqueológica son más fáciles gracias al uso de drones para localizar nuevos yacimientos en territorios extensos.
– Seguros: la valoración de riesgos con drones en el caso de seguros agrarios o la peritación de daños en siniestros. También se aplica en la revisión de torres eólicas.
– Geología: el estudio de volcanes emplea drones para adentrarse en zonas peligrosas y obtener formación que antes era imposible de poseer.
– Control de incendios forestales: la vigilancia de espacios forestales con drones para prevenir incendios es una tendencia en el ámbito de la protección del medio ambiente.

El impacto de los drones es tan grande que han sido los protagonistas en el evento mundial de referencia de la industria tecnológica de este año: el Cebit. En esta feria tecnológica se demostró la importancia de estas pequeñas aeronaves en los ámbitos civil, científico e industrial. Se realizaron demostraciones de su utilidad para los sectores de la logística, la medicina, la geodesia o el comercio. En el Cebit del presente año, la empresa Intel mostró un clarísimo ejemplo de las nuevas funciones que pueden desempeñar estos aparatos, simulando la inspección de una mini plataforma petrolera con un dron. Esta compañía ha comprobado que las inspecciones con drones reducen el número de misiones de vigilancia de 728 a 14 mientras la plataforma petrolera sigue funcionando con normalidad.

Los emprendedores pueden aprovechar estas oportunidades. El primer paso es obtener la acreditación de piloto de drones profesional. Para ello hay que realizar un curso que puede costar hasta 2.000€. La escuela de formación debe estar acreditada oficialmente por la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA). A continuación, el emprendedor puede crear una empresa autorizada para operar con drones. Para ello tiene que cumplir una serie de requerimientos, como la contratación de un seguro de responsabilidad civil. AESA especifica clarísimamente esta necesidad:

Para poder realizar trabajos aéreos, vuelos de prueba y vuelos especiales con un dron es necesario un seguro de responsabilidad civil frente a terceros por cada aparato. Además, el límite de cobertura del seguro dependerá de la masa máxima del aparato al despegue y la compañía aseguradora debe estar autorizada por la Dirección General de Seguros en el ramo de responsabilidad civil de vehículos aéreos. De hecho, los operadores deberán de presentar junto con la declaración responsable un certificado emitido por la compañía de seguros en el que expresamente se indique que dicha aseguradora se encuentra autorizada y que se cumple con los requisitos establecidos para cada una de las aeronaves y actividades declaradas por el operador.

Actualmente, en España hay más de 20.000 pilotos de drones acreditados y cerca de 1.800 empresas con operadores autorizados. La clave del éxito en el mundo de los drones es combinar la herramienta con sectores en los que el emprendedor tenga sólidos conocimientos y amplios contactos comerciales. De hecho, se está creando una burbuja en el sector, donde la mayoría de empresas son muy generalistas en sus servicios y demasiado pequeñas para competir, por lo que no hay un valor diferencial en la mayoría de casos y tienen problemas para sobrevivir. En cambio, están surgiendo oportunidades en nichos tecnológicos donde conocimientos y experiencia sectorial destacan por el mero hecho de conocer el funcionamiento de un dron.


Article Tags: · ·

Comments are closed.